¿CÓMO REFORMAR UN PISO PARA ALQUILAR?

Reformar un piso para alquilar  requiere tener en cuenta que sabrás quién lo ocupa inicialmente pero no sabrás quién residirá en él durante toda la duración del contrato. Para ello es necesario utilizar materiales y acabados estéticamente bonitos, pero a la vez resistentes y funcionales.

Las claves para reformar un piso son básicamente invertir en la cocina, baños y salón-comedor. En estas tres estancias es donde estamos la mayoría de nuestro tiempo en casa.

Los armarios de la cocina han de ser de materiales de cierta dureza superficial y de fácil limpieza, evitando la colocación de tiradores para que las superficies no tengan obstáculos que dificulten la limpieza.

La encimera de la cocina tiene que ser de piedra natural tipo granito nacional o una piedra artificial que aguante el calor al depositar sobre ella utensilios de cocina muy calientes. Los electrodomésticos deben ser básicos, que se puedan recambiar fácilmente.

Los baños se deben revestir con cerámica (con pocas juntas), los sanitarios han de ser de porcelana, el mueble de baño con un acabado postformado útil y bello. Es recomendable colocar un plato de ducha en vez de una bañera, y éste se ha de poder cambiar de forma relativamente fácil. Los platos de ducha de resinas son una buena opción, y siempre han de tener un desagüe grande y de fácil limpieza.

Los pavimentos tienen que ser resistentes al golpe, al desgaste y también de fácil limpieza. El mercado ofrece un sinfín de posibilidades que aúnan la estética y la funcionalidad. Por ejemplo, el parquet laminado sintético, acabado color maderas, tiene un aspecto fabuloso una vez colocado. Otra posibilidad es colocar cerámica de formato medio (60×60 cm o similar) para evitar al máximo la cantidad de juntas generadas entre las piezas.

Las pinturas de paredes y techos han de ser lavables con agua.

Reformar un piso es una inversión segura porque puede subir el valor del piso en un 25-30%. Rentabilizar la reforma es muy sencillo ya que la inversión que haces tendrá una durabilidad de unos 15-20 años, con un buen mantenimiento.

Si el contrato de alquiler es de 5 años, aún tienes de 10 a 15 años para poder rentabilizar la vivienda.

La demanda de pisos en Barcelona es muy alta, y con una reforma inteligente se puede rentabilizar la reforma de forma rápida. Sin duda reformar es una buena opción para invertir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *